The Best Franchise Opportunities for Hispanics!






Franchise News


May 26, 2011

11 Razones para Tener un Negocio Propio


Aprenda cuales son las razones de peso que han motivado a hombres y mujeres a crear negocios propios y empresas, dejando la seguridad del que muchos conocen como empleo formal o en la nómina de una empresa que no les pertenece.


Para muchos el día empieza con un acto de valentía ya que el simple hecho de enfrentarse a la rutina diaria es algo agotador, extenuante para las 6 de la tarde. El solo pensar que al salir de tu casa para llegar a la oficina te enfrentaras al una hilera interminable de carros, ruidos y la preocupación de no solo lograr llegar a tiempo, sino hacer bien tu trabajo durante el día, y que los otros empleados hagan lo mismo para que todos así conserven su empleo, es por demás extenuante y agotador.

Pero si lo piensas bien, la preocupación va mucho más allá pues por más de que hagas bien tu trabajo, si las fuerzas del mercado o la economía no son favorables, muy probablemente y a pesar de tu desempeño y eficiencia, también puedes llegar a perder ese trabajo por el cual madrugas todos los días, soportas el tráfico, y te esfuerzas para dejar todas tus mejores ideas y energías para que esa empresa sea exitosa.

Evidentemente, ese extenuante trabajo te va a quitar tiempo con tus hijos, con tu familia; muy seguramente te perderás momentos importantes y en ocasiones llegarás a sentirte extraño en tu propia casa, por ese horario de trabajo y esa empresa que con tu esfuerzo y energías debes sacar adelante, rogando eso sí que ninguna fuerza externa ni interna te alejen de ella.

Por ello es que tu día puede no terminar siendo el que tú esperas, y más bien termina siendo un día con un sin fin de molestias, dolor de cabeza, mal humor y lo más seguro, es que culpes al tráfico con el que te encontraste en el camino de regreso a casa, afectando así tú estado metal y físico en el poco tiempo que te queda para compartir con tus seres queridos.

Ahora te pregunto, ¿algo de lo anterior te suena familiar? ¿Estás a gusto con tu trabajo y principalmente estas a gusto con el estilo de vida que tu trabajo de obliga a tener? No neguemos que la razón principal por la que tenemos para permanecer en nuestros trabajos es no arriesgarnos a perder el estilo de vida que queremos o que buscamos tener; es esa seguridad económica que nos ofrece permanecer en esa extenúate rutina, pero ¿qué sería de la sociedad en que vivimos si algunos no hubieran tomado la decisión de cambiar su estilo de vida? ¿Si algunos no decidieran dejar de trabajar para otros y empezar a trabajar para ellos mismos, siendo sus propios jefes? Pero, ¿cómo lo lograron? ¿Se necesita una condición física o mental especial para lograrlo?

Busque las mejores oportunidades de negocios y franquicias para hispanos en los Estados Unidos

Veamos cuáles son esas razones de peso que han motivado a hombres y mujeres a crear negocios y empresas, dejando la seguridad del que muchos conocen como empleo formal o en la nómina de una empresa que no les pertenece:
  1. Porque todos podemos ser empresarios. No es cierto que tengas que escalar posiciones toda tu vida para poder estar al mando de una gran empresa. No necesitas estudios, no necesitas títulos o apellidos conocidos, tampoco necesitas altos puntajes en pruebas de coeficiente intelectual para lograrlo. Lo que necesitas en un comienzo son ganas y perseverancia, si te pones objetivos claros, observas, aprendes y reflexionas de tus errores puedes lograrlo. Ni siquiera necesitas grandes sumas de dinero. Mario Hernandez, un gran diseñador, con más de 100 tiendas que venden sus productos actualmente, empezó con nada en el bolsillo, como él mismo lo dice, y su negocio estuvo al borde de la quiebra más de una vez, y sin embargo hoy cuenta con mediana empresa sólida y en crecimiento.
  2. Porque puedes ganar más de lo que ganas actualmente. No es un secreto. El dueño de la empresa en la que trabajas gana más que tú. Además, tus ingresos no estarán determinados por una cifra establecida por la empresa para la que trabajas, sino que tu esfuerzo y tu dedicación serán las que determinarán tus ingresos. En tu trabajo normal, puedes trabajar de sol a sol e igual ganar el mismo salario. Siendo tú el empresario entre más te esfuerces y trabajes mayores serán los ingresos. ¿Sabes cómo comenzó Carlos Slim? No nació siendo empresario, y no nació siendo rico, pero hoy es el hombre más rico del mundo.
  3. Porque tú eres el jefe. Ya no tienes que seguir instrucciones de otros, darás las orientaciones y recibirás los consejos de otros para orientar tu negocio en la dirección que quieres que tome. Te equivocarás algunas veces, pero hasta los grandes empresarios lo han hecho, y todo error puede dar lugar a nuevas oportunidades.
  4. Porque puedes tomar el control de tu vida personal. En la medida que tu negocio crezca irás sumando colaboradores, socios, empleados, y liberarás tiempo valioso que podrás dedicar a tu familia, a tus pasiones, y todo aquello que te apasiona, y que está garantizado gracias a la seguridad financiera que te proporciona tu negocio o empresa. Podrías dedicarte a la filantropía como hace Bill Gates (Microsoft), o a grandes retos como los de Richard Branson (Virgin Atlantic).
  5. Porque puedes desarrollarte profesionalmente. No te debe caber la menor duda que tu nuevo negocio te dará nuevas experiencias, nuevos conocimientos, que irás acumulando hasta llegar a ser considerado experto o el mejor en tu campo. Nuevamente, tú eres quién decide el nivel de esfuerzo y dedicación para tu negocio, pero lo importante en este punto, es que tu negocio va a ser una entidad dinámica, no solo porque irá cambiando, sino porque también te cambiará.
  6. Porque magnificas aquello en lo que eres mejor. Al comenzar tu negocio te darás cuenta que eres mejor para ciertos aspectos del mismo. De pronto eres mejor en las ventas que en las finanzas, o mejor para encontrar oportunidades o solucionar problemas operacionales. Sea lo que sea, con el tiempo irás sumando empleados y personas en tu proyecto de vida basado en tu negocio, con lo cual no solo liberarás tiempo para tu familia, sino que te especializarás en aquello que haces mejor y que más aporta a tu negocio.
  7. Porque son tus ideas las que crecen y se multiplican. Ya no estás limitado por las políticas corporativas de otra empresa. Es tu negocio, son tus ideas y tú estás al mando, así que tú decides y tú eres el que innova y da vida a nuevos conceptos, creando así nuevas oportunidades. ¡Los límites los pones tú!
  8. Porque tu experiencia laboral tiene un gran valor. Lo que sabes, lo que has aprendido, lo que has estudiado, lo que has observado, lo que has reflexionado en tu negocio, en tu vida, en el camino al trabajo, todo eso tiene un gran valor, mucho mayor que el pago que recibes. Es un conocimiento que se nutre día a día y que se multiplica más rápido que tus ingresos como empleado. Aprovecha, ¡inicia tu negocio y comprueba que lo que sabes vale!
  9. Porque tienes que ofrecer algo que alguien necesita. En tu mente pueden haber productos, servicios o soluciones que nadie antes había visto de la misma forma, o que nadie antes había concebido. Y si es un producto, servicio o solución similar a aquellas que están en el mercado, muy probablemente puedas diferenciarla de las demás con un diseño diferente, una mejor actitud, un mejor precio, o simplemente porque hay lugar para todos en un mercado global en crecimiento, si tenemos en cuenta que la población humana no se reduce sino aumenta.
  10. Porque tu negocio te motiva constantemente. Ya sea por estar más tiempo con tu familia, por ofrecer una nueva y revolucionaria idea al mundo, por ganar más dinero, sea lo que sea, tu negocio es una fuente de motivación constante con la que un empleo formal no puede competir. Los horarios los estableces tú, las ideas las creas tú, y tu dedicación se ve recompensada proporcionalmente con tiempo y dinero... ¿Qué esperas?
Busque las mejores oportunidades de negocios y franquicias para hispanos en los Estados Unidos


Category: Franchises


Other news articles from the same month

April 2011

March 2011

February 2011

January 2011